50 años de la Universidad Católica de Guayaquil

El Aula Magna de la Universidad Católica Santiago de Guayaquil (UCSG) estaba llena al anochecer del jueves ya que se celebraba los 50 años de la institución académica.

En los bajos y dentro del Aula Magna, se apostaron universitarios con carteles en que le daban la bienvenida al Presidente de la República, Rafael Correa, y apoyaban su gestión. A las 18:59, se dio por iniciada la ceremonia ante el himno Patria que anunció la entrada del Primer Mandatario junto a la Gobernadora del Guayas, Viviana Bonilla. Varios jóvenes de la UCSG se ubicaron a la entrada para darles la mano y tomarse fotografías.

Correa y Bonilla llegaron hasta la mesa principal donde los esperaban otros representantes de varias carteras de Estado y de la Universidad, quienes los recibieron con trato afectuoso y cordial como el rector, Mauro Toscanini.

El director de cátedra, José Cifuentes, marcó que “el camino es la fe con la filosofía para entender y que tenga sentido el mundo… ciencia y fe se complementan”. Toscanini hizo un recorrido desde los inicios de la institución académica hasta la creación de su última facultad, de Artes y Humanidades, en junio de 2005. Agradeció los reconocimientos que la U. Católica recibió esa noche por parte de la Asamblea Nacional y el Ministerio de Educación.

De las manos del presidente (e) del poder legislativo, Juan Carlos Cassinelli, se entregó el reconocimiento “Vicente Rocafuerte”. Su profundo significado fue leído por el asambleísta, Rolando Panchana, quien explicó que éste es  lo más alto que se impone a una institución educativa o de arte “por la amplia visión, inculcación de valores, aporta en difusión de conocimientos…”

La Viceministra de Educación, Mónica Franco, también estuvo junto a ellos. Mencionó que el reconocimiento de esta cartera es por “el mérito educativo de primera clase” de la UCSG. En dicha mesa también participaron  René Ramírez, Secretario Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación(SENESCYT); Cecilia Loor, Decana de la Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias de la Educación; el arzobispo de Guayaquil, Antonio Arregui.

Luego de la entrega de múltiples diplomas a ex rectores, personal administrativo, profesores y estudiantes, el Primer Mandatario tomó el micrófono a las 20:30. Para él, esta fecha conmemorativa es importante ya que “supone una retrospectiva de la academia” ecuatoriana.

Mantuvo que el neoliberalismo ocasionó “la crisis del pensamiento propio” y que el único camino para “seguir desarrollándonos de manera sostenible es el talento humano… para ello la academia, la universidad, es fundamental”. Por lo que mencionó los alcances de la gratuidad del nivel terciario en el país. Dijo que en el 2012, el presupuesto estatal para la educación es de 1.318 millones de dólares.

Además, antes de finalizar, aseguró que su proyecto es aportar el 1% a ciencias y tecnologías.